Una investigación realizada por científicos de Filadelfia (EE.UU.) ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra, uno de los pilares de la dieta mediterránea, contiene un componente analgésico que también está presente en el ibuprofeno, un potente medicamento antiinflamatorio de características similares a las de la aspirina.
Cada vez es más frecuente encontrar personas que han estado en catas de vino. Pues lo mismo se puede hacer con el aceite, pero con algunos matices y ciertos conocimientos
Un estudio del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba revela que el aceite de oliva virgen extra posee propiedades antiinflamatorias. Este trabajo determina cómo influyen los micronutrientes de algunas grasas sobre las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, y si su ingesta puede modificar el proceso inflamatorio en personas sanas.
Se trata de un aceite de oliva virgen extra de calidad premium, logrado de las primeras aceitunas de una nueva cosecha. Ofrece un inmejorable equilibrio de sabor y aroma, con toques de amargo y picante precisos, para cautivar a los amantes del aceite de oliva con un equilibrio perfecto.
La FDA (Food and Drug Administration) norteamericana ha permitido comercializar Aceite de Oliva Virgen Extra como un alimento cardiosaludable. Esta demostrado que en los países donde se consume Aceite de Oliva Virgen Extra la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor.

Boletín