Una investigación realizada por científicos de Filadelfia (EE.UU.) ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra, uno de los pilares de la dieta mediterránea, contiene un componente analgésico que también está presente en el ibuprofeno, un potente medicamento antiinflamatorio de características similares a las de la aspirina.

Boletín