Un estudio del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba revela que el aceite de oliva virgen extra posee propiedades antiinflamatorias. Este trabajo determina cómo influyen los micronutrientes de algunas grasas sobre las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, y si su ingesta puede modificar el proceso inflamatorio en personas sanas.
La FDA (Food and Drug Administration) norteamericana ha permitido comercializar Aceite de Oliva Virgen Extra como un alimento cardiosaludable. Esta demostrado que en los países donde se consume Aceite de Oliva Virgen Extra la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor.

Boletín